La Cumbrecita

La Cumbrecita es un pequeño pueblo ubicado en el Valle de Calamuchita en las Sierras Grandes de la Provincia de Córdoba, Argentina. A una altitud de 1450 msnm.

Se ubica al pie de las Sierras Grandes, en cercanías del cerro Champaquí, el más alto de Córdoba, y está a 37 ó 40 km al oeste de Villa General Belgrano – según la variante que se elija – y a 118 de la ciudad de Córdoba.

A pocos Km de La Cumbresita puede visitar Los Reartes y Villa General Belgrano

El camino de acceso está completamente asfaltado y sube más de 600 m desde Villa General Belgrano, cruza el río de los Reartes y pasa por los parajes Atos Pampa, Intiyaco y Villa Berna, de notable belleza, pertenecientes al departamento Calamuchita.

Algunos atractivos turísticos de La Cumbrecita son la cascada (los colonos alemanes la llamaron “Almbach”, que se traduce como “arroyo de la colina”), los bosques de coníferas y árboles caducifolios, como los robles y encinas; el antiguo cementerio (que desde su inicio fue planteado como un bello parque con frondosa arboleda), el río subterráneo, entre otros atractivos naturales.



¿Qué hacer en la Cumbresita?

Arroyo subterraneo Wildbach

Un arroyo que pasa por debajo de inmensas piedras en el circuito de La Cumbrecita. El paseo cobró notoriedad luego de quedar noveno en el concurso de las Siete Maravillas Naturales de Córdoba, organizado por La Voz del Interior y auspiciado por la Agencia Córdoba Turismo.

Museo Histórico de La Cumbrecita

Una diversa compilación de elementos que hacen a la historia de La Cumbrecita se reúne en el edificio del Museo Histórico. Una significativa galería fotográfica cuenta con imágenes tomadas desde el origen de la población, allá por 1934. Se destacan, además, antiguas máquinas de cocina, una batidora y un horno de pan casero.

El Indio La Cumbrecita

El extraordinario tallado producido por la erosión del viento, hizo de una antigua roca de granito una escultura natural que se asemeja a la cabeza de un indio. Tras una caminata ascendiente de 45 minutos, se llega a este punto panorámico desde donde contemplar la multiplicidad de paisajes que ofrece La Cumbrecita en particular y el Valle de Calamuchita en general.

Capilla La Cumbrecita

Con el aporte de los vecinos, esta diminuta capilla fue construida en el año 1967 e ideada por Helmut Cabjolsky. Recurrente en su estilo alpino, como todas las edificaciones de La Cumbrecita, cuenta con una capacidad para 45 personas y tiene la particularidad de estar abierta a todos los credos.
Confeccionada predominantemente en madera, conserva en su interior, las imágenes de la Virgen María y el Niño Jesús realizadas en la Escuela Estatal de Talla y Ebanistería de Oberammergau (Alemania) especialmente para este lugar. Abre sus puertas para los oficios religiosos. Fuera de esos días y horarios, se requiere de autorización de los encargados para ingresar en ella.
Su originalidad arquitectónica, enmarcada en el frondoso bosque, hace de este espacio un simpático atractivo para los visitantes.



Cementerio Alemán

Una sencilla tranquera indica el ingreso al predio. La travesía de ascenso, resulta atractiva como todos los paisajes de La Cumbrecita, por estar rodeada de jardines coloridos y un añejo bosque. En este lugar santo descansan los restos del fundador del pueblo, de su esposa fallecida a los 102 años y de los pioneros del pueblo.
Ambiente con característico estilo arquitectónico, cercado por un pequeño muro de piedras, guarda gran parte de la historia y la identidad de este paraje serrano.
Como en ningún otro rincón de La Cumbrecita, podrá sumergirse en una sensación de paz y tranquilidad únicas.

La Fuente de Madera

Instalada en el año 1942, la fuente de madera de lapacho es un monumento histórico de La Cumbrecita que invita a un atractivo paseo dentro del bosque.
Fue diseñada por el Ingeniero Helmut Cabjolsky, como obsequio para el cumpleaños de su padre, el fundador del pueblo.
La obra, cuenta con un cuenco donde se almacena el agua y una campanilla que se hacía sonar como llamado de alarma en casos de emergencia para convocar a los lugareños a resolver la situación.
La atractiva fuente, en la actualidad, se mantiene intacta en homenaje a los pioneros de La Cumbrecita, y los turistas acostumbran a arrojarle monedas a cambio de deseos.

Plaza de Ajedrez

Dispuesta en el centro de La Cumbrecita, esta curiosa plaza fue ideada y construida por Don Julio Diesemberg, un inmigrante alemán residente de esta localidad.
De dimensiones muy reducidas, comparada con una plaza tradicional, y un poco elevada del nivel de la calle, este espacio cuenta con un tablero de ajedrez erigido en el piso y unos bancos de piedra desde donde jugar.
Las piezas que componen este tablero constituyen verdaderas obras de arte de la herrería y hojalatería regional. El paso por este lugar invita al entretenimiento de un juego con dimensiones diferentes a las normales.



Cerro Wank

Tras recorrer una pequeña pasarela de madera que atraviesa el arroyo Almbach, comienza el paseo de ascenso hacia la cima del Cerro Wank. El sendero señalizado que atraviesa un pequeño bosque de abedules cuenta con importante vegetación que, a medida que va tomando altura, comienza a escasear y permite observar desde allí diferentes rincones del pueblo.
Luego de una hora de excursión, a 1715 metros sobre el nivel del mar, se alcanza la cumbre del cerro, se aprecian los paisajes más bellos del Valle de Calamuchita y los más apetecidos puntos panorámicos para los amantes de la fotografía.

El Castillo de La Cumbrecita

Salida como de un cuento, la originalidad de esta construcción fue pensada por Erwing Müller a principios de la década de 1940. La realización de esta idea, surgió de las manos de un lugareño, Don Rito Merlo, y se distingue por los símbolos grabados en la madera de sus muebles y en la piedra de sus paredes.
Está emplazada en una de las zonas más altas de La Cumbrecita. Allí Müller vivió poco tiempo, pero dejó un sistema de códigos original, a través del cual se comunicaba con sus vecinos y les daba a conocer su estado de salud



Plaza de los Pioneros

Situada algunos metros más delante de la Plaza de Ajedrez, se encuentra esta irregular construcción creada en honor a los primeros habitantes de La Cumbrecita. La predominancia de árboles y el generoso aroma a pinos hacen de esta plaza un espacio apacible, apto para las reuniones familiares y para el disfrute de los niños al aire libre.
También los pobladores se congregan en ocasiones especiales, para actos alegóricos o simplemente para complacerse de la tranquilidad del paisaje serrano.


Anecdotas de viajeros sobre La Cumbrecita


En La Cumbrecita? Brinda algún servicio de Alojamiento, Transporte, Gastronomía o cualquier otro servicio para el turista...
PUBLIQUELO GRATIS

Foro de viajeros sobre La Cumbrecita

0 comentarios